Queridos hermanos y hermanas:

Buena parte del Adviento ha quedado atrás y el día de Navidad está a punto de emerger pronto en el horizonte.

Los días de compras están en pleno apogeo en las tiendas e Internet. Con suerte, la mayor parte está detrás de ti y ahora puedes relajarte un poco. Aunque soy consciente de que aún falta por hacer la decoración, cocción y horneado. Si no ha tenido tiempo de escribir sus tarjetas de Navidad, una llamada telefónica siempre será suficiente.

Con tantas casas que Santa tiene que visitar, recuerda dejarle galletas y leche, y tampoco te olvides de las zanahorias para sus renos.

Este sábado Vanessa va a celebrar su quinceañera. Que el Señor la guíe y la bendiga con muchas bendiciones espirituales. Estoy feliz por Vanessa y su familia. Felicidades!

El mismo sábado bautizaré a varios niños. Qué alegría tenerlos iniciados en la vida del Señor y de nuestra iglesia. Que Dios los bendiga a ellos y a sus seres queridos.

El cuarto domingo de Adviento concluirá las primeras comuniones en la basílica. En los últimos cuatro meses disfruté viéndolos participar con nosotros en la mesa eucarística por primera vez. Que lleven siempre a Jesús cerca de su corazón.

Esas son todas las noticias por ahora.

Con oraciones,
Padre Ryszard