Mis queridos amigos,
Hoy celebramos el Undécimo domingo del tiempo ordinario. En este día, escuchamos la parábola de la semilla de mostaza en el Evangelio de Marcos (4: 31-32).
Así como la pequeña semilla de mostaza puede producir un árbol lo suficientemente grande como para que las aves del formen sus nidos, nosotros también debemos crecer y florecer con los dones que Dios nos ha dado. Luego, cuando los dones hayan sido desarrollados, entonces deberíamos compartirlos y compartirlos en abundancia con los demás. Así es como contribuimos a la construcción del Reino de Dios en la Tierra.

Hoy, en los Estados Unidos, celebramos el Día del Padre, un día reservado para honrar a nuestros padres.

Feliz día del padre para todos los padres de la comunidad! La vocación de los padres requiere una amplia variedad de habilidades para la vida y virtudes complejas, y se necesita una persona especial para vivir esta vocación con fidelidad y gracia.

Atentamente en Cristo,
– Padre Bob