Estimados Amigos!
En la lectura del Evangelio de hoy de San Mateo (25: 14-30), Jesús nos da la Parábola de los talentos. En la historia, le dio a tres de sus sirvientes algunos talentos (dinero) antes de realizar un largo viaje. A uno, le dio 5 talentos, a otro le dio 2 talentos, y al último sirviente le dio 1 talento. Los que recibieron 5 y 2 talentos trabajaron duro y duplicaron su dinero, pero el hombre que recibió solo 1 talento enterró el suyo. Cuando el maestro regresó de su viaje, estaba bastante satisfecho con aquellos que duplicaron sus talentos, pero no estaba satisfecho con el que simplemente enterró el suyo. La moraleja de la historia es que cada uno de nosotros, como cristianos, estamos llamados a desarrollar los dones que Dios nos ha dado, y luego debemos compartirlos abundantemente, especialmente con aquellos que más lo necesitan.
Este jueves, celebramos Acción de Gracias en los Estados Unidos de América. En este día especial, damos gracias por todas las bendiciones que Dios ha derramado sobre nosotros. No solo vivimos en una tierra maravillosa, tenemos una hermosa parroquia llena de energía y alegría y muchos ministerios vibrantes. Verdaderamente, si cualquier persona en la Tierra debe dar gracias, ¡somos nosotros! Yo, personalmente, estoy agradecido por el privilegio de ser su sacerdote.

Atentamente en Cristo,
– Padre Bob