Mis Estimados Amigos,
Este domingo, los cristianos católicos celebramos el trigésimo domingo del tiempo ordinario. En la segunda carta a Timoteo, leemos: ” Yo ya estoy a punto de ser derramado como una libación, y el momento de mi partida se aproxima. He peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe and y ya está preparada para mí la corona de justicia, que el Señor, como justo Juez, me dará en ese Día, y no solamente a mí, sino a todos los que hay aguardado con amor su Manifestación”(2 Timoteo 4: 6-8). Al igual que el autor de Timoteo, también hay que valorar la fidelidad, manteniendo siempre nuestros “ojos en el premio,” que es el cielo.

También en este día, los cristianos católicos celebramos la Jornada Misionera Mundial. Este es día que la Iglesia dedica en todo el mundo para celebrar los misioneros que trabajan en primera fila en los territorios de misión. Se nos pide que los apoyemos con dinero y que oremos por ellos. Esta foto proviene de nuestra parroquia hermana. Aquí hay algunos niños en una casa en Malalaja. Tenga en cuenta la delgadez del hijo mayor de la izquierda; él no come mucho para que hay más comida para sus hermanos. Tenga en cuenta las paredes de la casa; se puede ver a través de los palos que sirven como una pared

Sinceramente en Cristo,
– Padre Bob