Mis queridos amigos,
En nombre del personal, profesores y otros ministros de nuestra parroquia, les deseo a todos y cada uno de ustedes una Feliz Navidad! En medio de todas las cosas maravillosas que puedan estar planeando para hoy, por favor tome al menos unos minutos de soledad para agradecerle a Dios el Padre por enviarnos a Jesús. ¡Espero que todos tus sueños de Navidad se hagan realidad!

Como ustedes saben, las Hermanas de Santa Úrsula se han retirado después de muchos años sirviendo fielmente. El lugar donde vivieron, originalmente llamado la Casa del Obispo por lo que he oído, ha servido a la parroquia de Santa María como un convento a veces, y en otras ocasiones, una rectoría. De ahora en adelante, sin embargo, tendrá un nuevo nombre – Centro Santa María.

El propósito principal de este edificio será albergar la mayoría de Ministerios Hispanos de Santa María. Sin embargo, otros ministerios, podrán utilizar el espacio para las reuniones siempre y cuando estén correctamente programados y haya espacio para la fecha y hora en que les gustaría una reunión. Puedo imaginar las maravillas que fluirán de ese lugar, y por eso, cada uno de nosotros serremos verdaderamente bendecidos!

¡Una vez más, Feliz Navidad!
– Padre Bob