Queridos hermanos y hermanas:

Espero que su Día del Trabajo haya sido agradable y esté lleno de diversión.

El 10 de septiembre la escuela Sta. Maria comenzará un nuevo año académico, el número 151 de su historia. Nuestros niños finalmente regresarán a la escuela, estudiarán, aprenderán y estarán juntos por primera vez desde marzo y todo el campus volverá a escuchar sus risas. ¡Puedo imaginar las sonrisas en las caras de sus padres!

Oro para que este año escolar sea gratificante y muy especial tanto para los maestros como para los estudiantes. Le pido a la Santísima Madre que los cuide y los proteja siempre.

En Cristo,
Padre Ryszard