Queridos hermanos y hermanas:

Las vacunas contra el coronavirus y sus diferentes variantes detectadas en Gran Bretaña, Brasil, Sudáfrica, Alemania, Nigeria, Carolina del Sur, California, Nueva York y otros países o estados nos dan esperanza. Deberíamos estar agradecidos con Dios por nuestros científicos e investigadores que han estado usando su conocimiento y pasión por el descubrimiento para hacernos sanos y seguros.

Le recomiendo encarecidamente que se vacune contra Covid-19. El Papa Francisco dijo: “Es una elección ética porque está arriesgando su salud, su vida, pero también está arriesgando la vida de los demás”. Yo agregaría que es un imperativo ético proteger nuestro bienestar y el bienestar de los que nos rodean.

No tenga miedo y cuando tenga la oportunidad deje que la enfermera le inyecte el suero en el brazo.

Mientras tanto, recuerde las tres claves (lávese las manos con frecuencia, use una máscara, cuide su distancia). Además, evite las reuniones, esté en público solo cuando sea absolutamente necesario.

Abajo con Covid-19. ¡¡¡Viva la vida!!!

Con oraciones,
Padre Ryszard