Mis queridos amigos,
Hoy celebramos la Fiesta de la Ascensión del Señor. En la mayoría de las diócesis de los Estados Unidos, incluida la Diócesis de Raleigh, este día de fiesta sustituye al séptimo domingo de Pascua.

Este día celebra el día en que Jesús ascendió al cielo después de haber estado con sus discípulos durante un período después de su resurrección de entre los muertos. Sin embargo, antes de su Ascensión, Jesús les dio a sus discípulos un “mandato misionero” cuando les dijo: “Vayan por todo el mundo y proclamen el evangelio a toda criatura” (Marcos 16: 15).

En los Estados Unidos, celebramos este domingo como el Día de la Madre, un día para rendir un honor especial y dar gracias a nuestras madres. De todas las vocaciones, ninguna es tan compleja y noble como la de las madres. ¡Felicidades a todas las madres y futuras madres de nuestra parroquia! ¡Que Dios te bendiga abundantemente hoy y todos los días de tu vida!

Atentamente en Cristo,
– Padre Bob